miércoles, 6 de diciembre de 2017

UN TURÒ DE L´HOME PISANDO BLANCO...44KM Y 1540m+

Este fin de semana, después de una semana muy ajetreada, tenía claro que necesitaba escaparme a que me diera el aire fresco. Y además, nada de asfalto, así que la CX sería una opción genial.
El tiempo se había puesto de cara pronosticando un sol radiante y en la zona del Montseny, la enfarinada de los días anteriores, convertían a un paseo hacia el Turò de l´Home, como la mejor opción de disfrute y desconexión.

Manel, que está como niño con zapatos nuevos con su Orbea Terra, se apuntó enseguida. Mi hermano Javi también era fácil de convencer jaja, así que ya teníamos trio para ir a pasar un buen rato.

A las 9 de la mañana quedamos en Mataró y de allí, directos a Palautordera para arrancar desde allí y no perder mucho tiempo (tocaba estar pronto en casa).

Con el frío que hace, optamos por subir con una pequeña mochila y así llevar ropa seca para la bajada. Lo típico, cubre botas, guantes gordos, corta vientos, una térmica seca...

En seguida estamos listos y arrancamos hacia la pista que sube a la Ermita de Mosquerolas. 




La montaña se ve levemente teñida de blanco pero estoy seguro, que pasados los 600m, ya pisaremos blanquet. 

Ritmo amigo, de charreta y los tres con muchas ganas de paisaje, paz y disfrutar de este hobby que tanto nos gusta.


Tomamos la pista que sale del pueblo de Mosquerolas y vamos haciendo entre charlas cruzadas que comentan un poco de todo.




Apenas llevamos un ratito en la pista y ya se empiezan a ver clapas de nieve. Que tontería pero todos vamos más contentos jaja. Ya viene la Navidad!!









Antes un pequeño tramo de asfalto para conectar con la siguiente parte de pista...



Pasamos como digo yo, el primer sector, y hacemos el segundo tramo que pasa por el Embalse de Viada, hoy con un toque distinto. 




El bosque está precioso, no me canso de venir por aquí y cada momento tiene su encanto. 
Casualidades de la vida jaja, aquí nos encontramos al padre e hijo que nos encontramos la semana pasada en el Pla de la Calma. intercambiamos sensaciones y seguimos la marcha. Ellos con btt y una de ellas eléctrica y nosotros pisando sobre rueda más fina. A ver si podemos subir nos dicen...por dentro yo pienso que a mi bici no se le quedará congelada la batería jaja y si o si,  esta subirá.

Seguimos la marcha y ya estamos muy cerca de la carretera. Último tramo por la zona de bosque que más me gusta y pisamos "asfalto".  







Y lo pongo entre comillas por que había más hielo que asfalto jaja.

Mucho tiento que esto resbala muchísimo!!

Paramos justo en el desvío hacia el Turò y éste par se piensan si subir. La verdad es que está algo delicado y si subir puede costar, la bajada puede tornarse bien "divertida" jaja



Pero la aventura es la aventura y mínimo hay que probarlo, así que les pido que me dejen hacer un trocito a ver que tl está la cosa. Yo por dentro pienso..."seguro que si empiezo a subir y ven que tiro para arriba y con cara de convencimiento, también se animarán"jaja




Dicho y hecho, primeras pealadas por la rodera tanteando el terreno pero la CX tracciona como  un 4x4 jaja. Mira que estoy contento con esta bici carajo!!

Mi hermano empieza a seguir mi traza y Manel detrás. Carai que bien me lo estoy pasando y que bueno que lo pueda compartir con Manel y mi hermano, otro par de apasionados de la bicicleta.

Metro a metro vamos ganándole la batalla a la carretera nevada mientras no dejamos de voltear la vista para disfrutar de las maravillosas vistas que hoy nos brinda el día. 


 Otra jornada bien chula con mi hermano. Nada como seguir compartiendo momentos así!!

De fondo veo dos siluetas, el padre y su hijo que siguen nuestros pasos aunque no les vemos llegar a arriba.

El km3, el más empinado y hoy el que acumula más nieve, es el más entrenado de superar. Pero si pasamos esto, ya lo tenemos.

Pasamos el parking, lo tenemos a tiro de piedra y las vistas ganan a cada metro en belleza. No es la primera vez que subo aquí estando nevado, pero cada vez, tiene su encanto. 

Manel y yo alcanzamos a un tipo que va corriendo y se anima a seguir nuestro ritmo. Vamos, último esfuerzo!!!

Estamos arriba, que maravilla de sitio y que sensación tan bonita la de poder llegar aquí por tus propios medios y con el esfuerzo de uno mismo. De recompensa, una estampa privilegiada, un llenarse el alma de paz y cargar el espíritu de energía positiva. Con esto, ya tenemos para tirar para adelante toda la próxima semana.

Fotos de rigor y empezamos a bajar. Primeros tramos con mucho cuidado y buscando un poco el límite de la adherencia de los neumáticos. Pero tardamos poco en ganar confianza y empezar a jugar jajaja. 

 

El look no es el más bonito para el famoso postrero, pero este gorro estilo seta de mario kart, va de lujo para bajar sin pasar frío en el coco jaja.


Yo me lo estoy pasando de vicio bajando rápido y pensando en los WRC jajaja. Encima el tiempo apremia y tratamos de no entretenernos mucho.

Al final, deshacemos el camino y llegamos al punto de inicio con casi 45km y algo más de 1500m+ que han sabido a gloria. Gracias nois por la compañía, lo he pasado genial!!! 

domingo, 26 de noviembre de 2017

UN PLA DE LA CALMA PARA RESETEAR!!!



Este final de año está siendo de todo menos aburrido jaja. Muchos cambios en muy poco tiempo. Ahora, además de Ayari, cambio de vivienda y de zona...venga todo de golpe que así no hay tiempo para perder sin hacer nada jaja.

El viernes firma y desde entonces mucha caña moviendo cosas y currando en arreglos, papeleos, tramites...Pero hay tiempo para todo y más cuando sabes que es para hacer algo que te va a dar más energía para seguir currando.

Domingo, después de una mega jornada de curro el día anterior, madrugón y a las 7:50 montado en la bici en Mataró. Había quedado con Manel y mi hermano para salir con la CX. Manel se ha afincado una gravel y el tío anda como niño con zapatos nuevos.



Salimos de Mataró trepando por un corriol muy chulo para acabar en la parte alta de El Collet.


Allí nos paramos a venerar un rato al Sol y de paso cambiarle el agua al pajarillo jajaja.


Una se pone a ver el Sol y la otra se arrima a su lado...amor a primera vista jajaja. 
Con el fresquete que hace, normal que busquen rozarse jaja




Seguimos por subiendo un poco y luego bajada rápida por pista a Llinars. Tomamos el lateral de l aC35 para llegar...





Rodamos dirección Cànoves alternando asfalto y algo de camino de tierra y ya desde allí, a subir sin parar hasta el Pla de la Calma.




Primer parada en un contenedor jaja. Yo como estaba tan cansando no pensaba que acabaría subiendo hasta arriba así que no cogí mucha ropa y la verdad que si aquí hacía frío, no quiero imaginar lo que sería la bajada. 




Pero a Manel se le ocurre que en los contenedores que hay a la entrada del parque natural, puede que haya algún cartón. Y bingo!!, hay unos pedazos que me van de lujo.


Primera parte suave pero en seguida viene un tramo muy exigente hasta llegar al embalse.



Pasamos el embalse de Vallforners y a medida que nos vamos metiendo en el bosque, las rampas se acentúan al mismo tiempo que los colores otoñales van haciendo acto de presencia.

De todos modos se nota que ya estamos recibiendo el frío de verdad y no hay tanto colorido como unas semanas atrás.

Aún y así, este árbol siempre se ve espectacular!!!


Esta subida es preciosa y salvo algunos tramos bastante empinados, el resto se hace muy buen.

Curva de herradura a la derecha, tramo rápido si vas bien de piernas y otra cura de herradura esta vez a la izquierda.





Vale la pena echar la vista hacia el mar tras el descenso por el valle que lleva el mismo nombre que el embalse.


Un parte sobre alfombra de hojarasca y a través de un bosque caduco precioso para llegar por fin a la explanada que abre la mente y llena el alma de energía positiva.





Como he disfrutado hoy la subida!!! Que falta me hacía esta bocanada de aire fresco!!



Gracias por llevarnos a tantos sitios preciosos!!!


No words...





Luego bajada rápida y en el tramo final con algo de mala, o buena suerte, según se mire. A mi hermano se le ha doblado mucho la patilla del cambio al saltarle una piedra y por poco toca volver caminando. Al final se apaña y podemos regresar todos sobre nuestras monturas, así que buena suerte.


Ya desde este punto, muy tranquilos y sin tentar a la suerte. Regreso por asfalto cruzando nuevamente El Collet y dejándonos caer hacia Dosrius camino a Matar´.

Con todo, 106km y 1600m+ que falta me hacían y que he disfrutado mucho. Gracias por el paseo nois!! Tenemos que repetir en breve!!!